Entrevista a Josean Pablos

 

 

¿Cuál fue tu primer contacto con la fotografía?

Mi primer contacto con la fotografía fue la cámara Werlisa del punto verde que tenían mis padres y que yo me empeñaba en coger. Fue mi primera herramienta cuando me apunté a cursos de fotografía en la Uni.

¿Cuál fue la primera fotografía que te impactó?

Desde muy pronto me empecé a fijar en algunos autores a los que ahora tengo en un pedestal: Helmut Newton, Avedon, Joel Peter-Witkin. Si hablamos de impactar, seguro que fue una de Witkin.

Si pudieses, ¿qué fotografía comprarías para tener en tu casa?

Hace poco he comprado una de Romina Ressia. Si me da el presupuesto y me gusta, compro, aunque el intercambio me gusta mucho también. La mayoría de las fotos de mis paredes son intercambios. Si hablamos de soñar, cualquiera de Helmut Newton quedaría divina. Por ejemplo, la del cocodrilo.

Un adjetivo para la ciudad de Vitoria-Gasteiz

Gris medio.

Fotografía de Andrea Zarate en la que Josean aparece atendiendo a unos visitantes.

¿Qué recuerdo guardas de tu experiencia en Viphoto?

Genial en cuanto al contacto con la gente y con los otros autores, me llevé un recuerdo muy bonito y hemos seguido en contacto. Lo de las ventas es otra película. Es difícil que salga como esperas.

Una razón para participar de nuevo

Lo dicho, el contacto con la gente, el compartir experiencias e ilusión. Y luego intercambiar obra para seguir llenando mis paredes.

Un aspecto que mejorarías para próximas ferias

El tema de los horarios. Me llevé la sensación de que el momento en que había más gente dispuesta a comprar era justo cuando se cerraba la sala.

¿Qué obra te llamó la atención en la pasada edición?

Me gustaron mucho las dobles exposiciones de Ben Vine, el «altar» que se montó la ISO Family, los árboles de Giuseppe Satriani, las nocturnas de Xabi Lumbreras… y todas en general.

¿Vendiste? ¿Cuáles eran los precios de tus obras?

Eran baratitas, sobre los 30 €, pero sólo vendí a la familia y a los amigos. Surgió la idea de organizar el próximo Viphoto en el salón de casa… 🙂