Tamara Lopez Seoane

¿Cuál fue la primera fotografía que te impactó?
Creo que la primera foto que llamo mi atención fue la famosísima Lunch atop a Skycraper. Es una foto posada y sin autoría clara, pero estaba colgada en la pared de mi habitación y recuerdo pasar horas mirando uno a uno a esos obreros colgados en las alturas.
 
Si pudieses, ¿qué fotografía comprarías para tener en tu casa? 
Difícil quedarse con una, quizás por transcendencia histórica me quedaría con cualquier fotografía de The Americans de Robert Frank.
Un adjetivo para la ciudad de Vitoria-Gasteiz 
Aunque suene a tópico Vitoria-Gastéiz es.. Fria! Al menos en Noviembre cuando se celebra Viphoto.
 
¿Qué recuerdo guardas de tu experiencia en Viphoto 2015? 
Recuerdo tres intensos días, mucha gente mirando mi trabajo, gente interesada preguntándome por el, gente pasando de largo sin expresar nada, gente poniendo caras raras… Me encantó ver todas estas reacciones y poder compartir mi trabajo con todo el mundo.
 
Una razón para participar de nuevo 
Una buena razón para volver a participar sería tener un nuevo trabajo recién terminado o a punto de terminar, para ver de primera mano las diferentes reacciones y saber si mi trabajo expresa lo que yo buscaba y adquirir conciencia de lo que estoy transmitiendo.
Un aspecto que mejorarías para próximas ferias 
Me perdí una de las conferencias por estar ocupada hablando con un visitante, no me enteré ni de que empezaba, ¡ fue una pena!
¿Qué obra te llamó la atención en la pasada edición?
Me llamó mucho la atención la obra RGBs de Fernando Trocóniz.
 
¿Vendiste? ¿Cuáles eran los precios de tus obras?
 
Vendí 7 obras pequeñas, tres trípticos desplegables y cuatro fotografías. Los precios de las ventas oscilaban entre los 25 y los 20 euros.